Celia Benhalima

¡Que experiencia! Nunca la olvidaré.

La Universidad Anáhuac Mayab sabe perfectamente cuidar a sus estudiantes de intercambio. Antes de llegar, ya teníamos a quien mandar preguntas, o pedir consejos, gracias al Programa del Hermano Mayab. Creo que este programa permitió quitar un gran estrés a todos: saber que otro estudiante como nosotros, mexicano, estará esperándonos al aeropuerto para llevarnos a nuestra casa.

Desde mi matriculación creo que empezó mi proceso de integración con este programa.

Además, llegando tuvimos una semana para poder probar clases y modificar nuestro horario. Lo que es perfecto, Cinddy Reyes que trabaja en la Oficina de Relaciones Internacionales se mostró más que paciente con todos los alumnos y siempre nos ayudó con cualquier trámite que necesitamos: migración, hospedaje, etc…

Estoy más que satisfecha y agradecida por mi año en la Universidad Anahuac Mayab. No creo que exista mejor lugar para realizar un intercambio.

Muchas excursiones fueron organizadas y siempre al menor costo tal como la visita a Chichen Itza.

Durante dos semestres tuve profesores atentos, que supieron echarnos la mano cuando se necesitaba.

Me dio mucho gusto ir a la escuela en Mayabus también, otras universidades ni siquiera tienen este sistema de autobuses escolar.

Extrañare mucho todos mis compañeros, tanto estudiantes mexicanos como extranjeros, mis profesores, la oficina de relaciones internacionales (Cinddy Reyes) y la Universidad Anáhuac Mayab.

GRACIAS

¡Que experiencia! Nunca la olvidaré.

La Universidad Anáhuac Mayab sabe perfectamente cuidar a sus estudiantes de intercambio. Antes de llegar, ya teníamos a quien mandar preguntas, o pedir consejos, gracias al Programa del Hermano Mayab. Creo que este programa permitió quitar un gran estrés a todos: saber que otro estudiante como nosotros, mexicano, estará esperándonos al aeropuerto para llevarnos a nuestra casa.

Desde mi matriculación creo que empezó mi proceso de integración con este programa.

Además, llegando tuvimos una semana para poder probar clases y modificar nuestro horario. Lo que es perfecto, Cinddy Reyes que trabaja en la Oficina de Relaciones Internacionales se mostró más que paciente con todos los alumnos y siempre nos ayudó con cualquier trámite que necesitamos: migración, hospedaje, etc…

Estoy más que satisfecha y agradecida por mi año en la Universidad Anahuac Mayab. No creo que exista mejor lugar para realizar un intercambio.

Muchas excursiones fueron organizadas y siempre al menor costo tal como la visita a Chichen Itza.

Durante dos semestres tuve profesores atentos, que supieron echarnos la mano cuando se necesitaba.

Me dio mucho gusto ir a la escuela en Mayabus también, otras universidades ni siquiera tienen este sistema de autobuses escolar.

Extrañare mucho todos mis compañeros, tanto estudiantes mexicanos como extranjeros, mis profesores, la oficina de relaciones internacionales (Cinddy Reyes) y la Universidad Anáhuac Mayab.

GRACIAS

Celia Benhalima, Negocios Internacionales, IAE Montpellier 2, 2010-2011.

Celia Benhalima, Negocios Internacionales, IAE Montpellier 2, 2010-2011.