¿Por qué ser un IMBS?

  1. Es una forma diferente de cómo vivir tu universidad.
  2. Estableces una red de contactos internacionales.
  3. Conoces y aprendes sobre otras culturas.
  4. Aprendes y practicas otros idiomas.
  5. Vives una experiencia única de intercambio.
  6. Cuenta como mérito extra-académico.
  7. Acreditas las horas dedicas al programa como parte de un servicio social.
  8. Creces como persona.
  9. Adquieres una nueva familia.